sábado, 14 de mayo de 2022

Hasta la vista


Esta es la entrada número 2.000. Hace tiempo que decidí cerrar el blog -o, por lo menos, ponerlo en pausa- cuando llegara a esta cifra. Han pasado casi seis años y tres meses desde que lo abrí una tarde de invierno, el ya lejano 20 de febrero de 2016. Durante este tiempo he procurado escribir con regularidad, aunque no siempre me ha sido posible hacerlo todos los días. Muchas veces he escrito la entrada diaria desde la tranquilidad de mi habitación romana o madrileña, pero en numerosas ocasiones he tenido que hacerlo desde otros lugares del mundo, incluyendo un buen número de aeropuertos. 

Mi deseo era compartir con los lectores diversas experiencias de vida al hilo de mis andanzas misioneras. El objetivo inicial de dialogar con mis amigos de infancia se ha ido extendiendo de manera natural. A medida que pasaba el tiempo, se iban añadiendo otros lectores desde muchos rincones del mundo. Google me proporciona estadísticas precisas sobre su procedencia, número de visitas y plataformas usadas. En ningún momento se me ocurrió hacer la más mínima publicidad o alojar el blog en alguna página web famosa. Desde el principio hasta el final, se ha mantenido como un “rincón” discreto, abierto a quienes libremente quisieran acercarse.


He disfrutado mucho escribiendo dos mil entradas sobre temas variados. Estoy convencido de que la espiritualidad tiene que ver con la capacidad de interpretar las señales del Espíritu de Dios en las personas y los acontecimientos. La historia es el terreno fundamental de la revelación de Dios. No es necesario ser un experto en exégesis bíblica o en teología para rastrear estos signos. En general, las lecciones más significativas me han venido de personas alejadas de estos campos. Me alegra que la mayor parte de los lectores de este blog sean laicos (creyentes y buscadores), aunque también hay obispos, sacerdotes y personas consagradas. Si bien no tengo datos fehacientes, sospecho que no abundan los jóvenes, por la sencilla razón de que el blog no está pensado para ellos, aunque me imagino que también algunos se dan un paseo por aquí de vez en cuando. 

Los temas han ido surgiendo al hilo de lo que iba viviendo, sin ningún tipo de programación. De vez en cuando, me han venido sugeridos por los lectores. Algunos me han enviado libros, artículos o vídeos que consideraban sugestivos. He procurado hacerme eco de ellos. Detrás de todo lo escrito, hay una convicción que es, al mismo tiempo, una pasión: no hay ninguna experiencia humana comparable al encuentro con Jesucristo. Quienes la viven pueden afrontar la vida con sentido y alegría en medio de todas las pruebas y contradicciones.


Me parece que ha llegado el tiempo de poner punto final (o seguido) a una aventura. El silencio y el diálogo con personas amigas me ayudará a ver qué rumbo seguir. Sé que hoy las formas de comunicación pasan por breves formatos audiovisuales. Quizá explore ese camino, aunque yo me siento mucho más cómodo en la comunicación escrita. No quiero ser esclavo de ninguna moda, sino fiel a lo que siento por dentro. Más de una vez he pensado que hemos llegado a tal saturación digital que lo más útil es un prolongado ayuno. Lo expresé el otro día cuando hablaba de que hay un tiempo de hablar y un tiempo de callar. 

Aprovecho esta entrada bimilenaria para agradecer de corazón el apoyo de quienes a lo largo de estos seis años os habéis asomado a este Rincón. A muchos de vosotros os conozco personalmente, incluso hemos tenido la oportunidad de organizar algunos encuentros presenciales y virtuales. Cuando cada día me sentaba ante el ordenador os tenía presentes. En el fondo, cada entrada era como el comienzo de un diálogo. ¿Qué sentido tiene escribir algo si nadie lo va a leer? En ese diálogo imaginario han ido madurando convicciones y puntos de vista. Muchas gracias por vuestra presencia escondida. Sin darnos cuenta, hemos ido creando una comunidad de buscadores.

Creo que durante un tiempo (quizás hasta el mes de septiembre) dejaré abierto el blog por si alguien quiere seguir explorando algunas entradas antiguas. Después, Dios dirá.

¡Hasta la vista!


33 comentarios:

  1. Gonzalo, en estos momentos solo me salen sentimientos de agradecimiento por todo lo que ha representado, en mi, tu testimonio misionero. Agradecimiento a Dios por haber puesto, este Blog, en mi camino y agradecimiento a ti porque, fiel a tu vocación, te ha llevado a volcar, con intensidad, tus experiencias en el Blog que han sido un estímulo para ir descubriendo la experiencia de Dios en mi/nuestro camino personal.
    Estos momentos me llevan a la canción “És l’hora dels adéus” de Xesco Boix: “…No és un adéu per sempre, és un adéu per un instant; el cercle refarem I fins potser serà més gran…” que traducido al español es: “… No es un adiós para siempre, es un adiós para un instante, el círculo reharemos e incluso quizás será más grande… “
    Por lo que, a ti Gonzalo y a todos los que nos une este Rincón digo muchas gracias y ¡hasta la vista!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias, Que el Dios de la Vida te bendiga

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu cercania, ojalá juntos podamos seguir compartiendo a Jesús mientras vamos de camino.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Padre

    ResponderEliminar
  5. Gracias Gonzalo por este tiempo y por compartir tanto, un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias por su apoyo, por sus ideas y por compartirlas con nosotros. Lo entrañaremos. Mil gracias

    ResponderEliminar
  7. Es tu decisión. Seguro q muy bien pensada e iluminada por el Espíritu Santo. Por todo eso hay que aceptarla aunque duela. Los caminos de Dios no son nuestros caminos y la esperanza es que en tu camino nos volvamos a encontrar y siempre animado por ese espíritu misionero y de servicio con el que nos has ido ayudando tanto.
    Muchas gracias con dolor confiado y agradecido.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Gonzalo. Que sigas siendo seguidor fiel y alegre del Señor, compañero de camino para muchos. Tu silencio nunca será lejanía, hermanos siempre! Un abrazo. Maria Cristina

    ResponderEliminar
  9. Gracias Padre Gonzalo.
    Regrese pronto, muchos necesitamos leer el blog, para a acercarnos más al Señor.
    Que Dios le acompañe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por TODO y por tu fraternidadcmf.

    ResponderEliminar
  11. Dios te pague querido hermano, se respeta tu decisión porque algo nuevo ha de surgir al tener parte del gran Espíritu que te impulsa. Abrazos y gracias

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias P Gonzalo!!! Lo extrañaremos !!

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias P. Gonzalo por iluminarnos y ayudarnos a reflexionar cada día con cada una de sus entradas. Por medio de esta comunicación escrita ha hecho vida la frase del P.Claret " Mi Espíritu es para todo el mundo". Pedimos al Señor poder seguir ese ejemplo y que sus escritos sean un ● y seguido para que también muchos más jóvenes puedan iluminarse con ellos. Gracias. Lo esperamos en Panamá. Itsury,sc. #hastalavista #ardiendoencaridad #abrazandopordondepase

    ResponderEliminar
  14. Dios lo bendiga. Un fraterno abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Gonzalo por todo tus aportes. Estas sembrado por dentro!!🙏🏻🙏🏻👍👏👏🎂

    ResponderEliminar
  16. Gracias por el Blog i por estos escritos, seguramente en tiempos del P. Claret, no havia internet como ahora, en que nos podemos comunicar al momento, algunas veces he entrado.... Des de Sallent, patria del Sant Antoni Mª Claret i espero que en setiembre no cierres este blog, sinó que es un lugar donde se puede comunicar el evangelio de Jesucristo, porque si la gente no va a Misa, puede leer las homilías de los escritos por internet i lo encontraremos a faltar... Gracias por todo i que sea la decisión que se tome, que Dios lo bendiga

    ResponderEliminar
  17. Gracias Gonzalo. Voy a echar de menos la entrada de casa día.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por toda la labor de estos años.
    Para mi ha sido de gran ayuda, siempre he leído las entradas con mucha ilusión, sabiendo que iba a aprender algo y me iba a ayudar a reflexionar y a orar.
    Las voy a echar de menos.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  19. Algo me faltará en el ordenador cada día al empezar a trabajar. Ha sido una cita obligada junto con el BOE. Gonzalo, espero y deseo que en septiembre volvamos a encontrarnos. gracias de corazón.

    ResponderEliminar
  20. ! Gracias, hasta pronto!

    ResponderEliminar
  21. Mercedes Llórente15 de mayo de 2022, 17:56

    Muchas gracias
    Nos has ayudado y acompañado;
    Esperamos a septiembre para volver a seguir con esta buena de compartir y dar sentido al día a día.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Muchísimas gracias por su generosidad de tantos años !!! Lo voy a extrañar !!!

    ResponderEliminar
  23. Querido amigo. En tus palabras escritas y habladas he creído ver siempre un interés por hacer presente el sentido de justicia y amor, aunque a veces salieran enfados, perplejidades y dudas, críticas y tristezas.. Para mí ha sido este rincón una fuente de la que he bebido y refrescado. Este material no puede perderse, es fruto de una vida de donación. Adiós no, nos veremos.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias. Todo, y especialmente tus comentarios dominicales, me han iluminado mucho.

    ResponderEliminar
  25. Gracias, Gonzalo.
    Hago mías todas las muestras de agradecimiento anteriores.
    No tardes en volver de una manera u otra. Tu llamada nos despierta a estar alerta.
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  26. Padre Gonzalo! Todo es Gracia!
    Cada entrada suya, era y es para mi, una fuente de aprendizaje, cual discipulo de su maestro,!
    El Espíritu Santo guie sus nuevos proyectos de comunicacion ! Es mi deseo, seguir explorando tu blog de entradas anteriores para para leer en clave de formación!
    Muchas gracias por toda su experiencia de vida, sacerdotal, Misionera y comunicativa!!
    ( Rigoberto Granada Montes, desde Colombia

    ResponderEliminar
  27. Padre Gonzalo:Muchas gracias
    por Todo.Lo vamos a echar de
    menos.Que el Señor lo bendiga
    ahora y siempre.
    Un abrazo ❤. Victoria.

    ResponderEliminar
  28. Gracias Gonzalo por todos tus artículos, siempre fui seguidor y lector aunque nunca te lo manifesté. Voy a extrañar el "rincón" en mis ratos de soledad. Que sea puntos suspensivos y no punto final. Un abrazo CMF

    ResponderEliminar
  29. Mil gracias, Gonzalo (Gundisalvus)... soy de esas anónimas que te he seguido de cerca, siempre con ganas de decirte algo y llegado este momento ya no me queda sino expresar mi AGRADECIMIENTO mas sincero, por toda esa tu ingente tarea durante tanto tiempo y abordando tantísimos temas/problemas que tanto nos conmueven y llenas de preocupación en los tiempos que corren. Como soy de un pueblo al lado del tuyo... te seguiré la pista. Un fuerte abrazo y que "El Señor te guarde y te proteja". Sofia, de Derroñadas.

    ResponderEliminar
  30. Muchísimas gracias Gonzalo por compartir con nosotros esos pensamientos, reflexiones, meditaciones, experiencias misioneras diariamente (en la medida que te fue posible). Ha sido enriquecedor leerte y hasta compartir con otros tus escritos. Gracias por entregar parte de ti a tus lectores. Espero que en un futuro no lejano volvamos a disfrutar de este blog. Muchas bendiciones desde Venezuela

    ResponderEliminar
  31. Muchas gracias Gundisalbus por tu presencia escondida. Hasta siempre.

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias por la generosidad y entrega que has mostrado en estos años y que en tantas ocasiones, me ha ayudado a seguir caminando

    ResponderEliminar

En este espacio puedes compartir tus opiniones, críticas o sugerencias con toda libertad. No olvides que no estamos en un aula o en un plató de televisión. Este espacio es una tertulia de amigos. Si no tienes ID propio, entra como usuario Anónimo, aunque siempre se agradece saber quién es quién. Si lo deseas, puedes escribir tu nombre al final. Muchas gracias.